Home Noticias Apresan en Rusia al grupo creador del Juego la Ballena Azul

Apresan en Rusia al grupo creador del Juego la Ballena Azul

45
0
SHARE

La ballena azul es un juego asociado a los llamados grupos de la muerte. Estos son grupos que persuaden a los adolescentes y menores para llevarlos a limite de atentar contra su vida, mediante suicidio.

Según informó una portavoz del tribunal, Daria Lébedeva, el acusado se declaró culpable de incitación al suicidio y no se opuso a la extensión de la detención.

Un tribunal de San Petersburgo (Rusia) ha ampliado hasta el 20 de agosto de 2017 la detención de Filipp Budeikin, creador de grupos virtuales en la red social VK que empujaban a los adolescentes a suicidarse.

Budeikin, de 21 años, es sospechoso de estar involucrado en 15 suicidios de adolescentes rusos. El examen psicológico y psiquiátrico ha determinado que se encuentra en su juicio.

Según los investigadores, entre diciembre de 2013 y mayo de 2016, Budeikin y otros administradores crearon ocho comunidades virtuales en la red social que apoyaban abiertamente el suicidio.

En una entrevista al portal ruso Saint-Petersburg.ru, Budeikin explicó que las víctimas del siniestro juego eran “residuos biológicos” y que estaban “felices de morir”, y no tuvo tapujos en afirmar que el objetivo que persigue es “limpiar la sociedad”.

Cómo empezó y de qué se trata

El tema de los ‘grupos de la muerte’ en las redes sociales salió a la luz en mayo de 2016 gracias a una investigación publicada en el diario ruso ‘Nóvaya Gazeta’.

La autora del artículo, Galina Mursalíeva, contabilizó 130 casos de suicidios de niños en Rusia entre noviembre de 2015 y abril de 2016.
Al menos 80 de estos menores estaban en lo que denominó “grupos de la muerte” en VK, la red social más popular de Rusia. Estas comunidades, administradas por adultos, presuntamente inducían al suicidio a menores de edad sin que sus padres se dieran cuenta.
La periodista reveló la existencia de unos 1.500 de estos grupos en VK.
El artículo se basó, entre otras cosas, en los datos proporcionados por Irina —una mujer cuya hija de 12 años era miembro de una de estas comunidades y murió tras saltar desde el 14.º piso de un edificio— y otros padres de menores que realizaron su propia investigación creando cuentas falsas en las redes para seguir los pasos de los adolescentes.

Cómo funciona

En el marco de la investigación, se descubrió que los grupos funcionan como una secta, empujando a los menores al suicidio de manera “sistemática” y “consistente”. Actúan teniendo en cuenta las preferencias e intereses de los adolescentes, utilizando el lenguaje que emplean y la cultura que les gusta.

El menor es involucrado en una especie de juego en el que un ‘mentor’ le asigna tareas, como por ejemplo cortarse la piel de la mano dejando marcas o dibujos. Durante 50 días el niño o el adolescente es persuadido paso a paso a quitarse la vida, y en la parte final se le dan las instrucciones sobre cuándo y cómo suicidarse.

Este ‘juego’ es a menudo llamado ‘el juego a las ballenas’, puesto que estos animales se quedan varados en la costa y se suicidan, por lo que han dado nombre a muchas de estas comunidades (‘Ballenas voladoras’, ‘Mar de ballenas’, ‘Ballenas cósmicas’, etc.) y se han convertido en un símbolo para los niños y los adolescentes que piensan en el suicidio.

Las ‘ballenas’ vuelven

Según los datos del portal Meduza, desde el comienzo de 2017 el interés hacia el tema se ha disparado en Internet, lo que se refleja, en primer lugar, en el aumento de mensajes e imágenes con etiquetas relacionadas con ballenas y otras también vinculadas a los ‘grupos suicidas’. Además, ahora no solo aparecen en VK, sino también en Instagram.

Por otro lado, ‘el juego mortal’ ha traspasado las fronteras de Rusia, involucrando a menores de Kirguistán, Kazajistán y Ucrania, según ha confirmado la senadora del Consejo de la Federación de Rusia, Yelena Mizulina.

Respuesta de las autoridades

En respuesta a estas informaciones, la Duma Estatal (Cámara Baja del Parlamento ruso) ha preparado un proyecto de ley sobre la introducción de la responsabilidad penal por inducir a un niño a cometer suicidio, según ha informado la vicepresidenta de este organismo, Irina Yarovaya.

Fuente: RT